8 de marzo de 2011

THC

Qué? Ya se van? No me digan que les dio sueño, o que se van porque ya se acabó todo. Si ahí está vivo el asunto. Es que es mirar bien la cosa. Esto está comenzando. Fíjese y comience a ver de lejos. Haga de cuenta que está en la jungla y quedó algo desubicado. Pero ahí, tras el desubique momentáneo el asunto se vuelve una oportunidad para mirar nuevas cosas. Uno que otro reagrupe, una que otra nueva ruta. En el mejor de los casos, un intento de atajo. En todo caso, no me digan que ya se van. El asunto requiere su tiempo, ténganle paciencia un momento. Creen que ya se acabó? Qué va, si los momentos de silencio son normales. O qué, les dio la tos nerviosa? Pues, vinieron a farrear y ya, se van? Acá es donde se ve el compromiso que se tiene con el asunto. Uno se fija en qué tanto se quiere sumergir en el asunto. Aquí es donde uno se fija si sí están entendiendo lo que está pasando a su alrededor. Es cuestión de fijarse con cuidado, eso es todo. Entienden o no? No? Entonces vayan y dedíquense al licor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven por La Ventana