7 de julio de 2010

Crónica: Boyacá, Hongos, Gente - Enero 2010 + Fotos (Reprise)

Hace algunas semanas publiqué la crónica de la experiencia que tuve con hongos en Boyacá en enero de este año. La titulé "Crónica: Boyacá, Hongos, Gente - Enero 2010". Algo que yo no comenté en esa crónica, dado que no lo pensé necesario, fue que de ese viaje no quedó ningún registro además de los recuerdos. Yo no llevaba cámara, y las personas con las que compartí la hongueada mucho menos.

Habiendo aclarado esto, continuo. Yo publicité la crónica en varias redes sociales, incluyendo Twitter. Ahí, usuario, @Fetishit, se comunicó conmigo para contarme que él, coincidencialmente, había estado en Villa de Leyva en la misma época en la que la crónica toma lugar. Me contó que él le había tomado una foto a unos personajes que se parecían a los que yo describía en la crónica. Quedó de enviarme una fotografía para que yo confirmara los hechos. Me envió la fotografía, junto con otras dos, y efectivamente en la fotografía estábamos los protagonistas de la crónica.

Me envío otras dos, pero la que aparece al final de este texto es la que más resalta, porque aparecemos, a simple vista, los personajes de esa crónica. Debo decir que me conmoví muchísimo al saber que un desconocido había guardado un recuerdo de una experiencia que para mí significó tanto. Me impresionó la coincidencia, y me aturdió ver esa imagen. Ver una fotografía de un recuerdo que hasta ahora sólo había tenido en la mente.

Le escribí a @Fetishit contándole de lo bello que era encontrarme esa foto, mucho más a manos de un desconcido, con el permiso de él, pongo parte de su respuesta. Es casi que el pie de página necesario a la foto:

"Esto tiene algo de construcción, de presencia de una arquitectura universal atenta a los detalles. Lástima que no pueda aceptarlo y darle todo el crédito a la casualidad. No es trágico, solo que le quita algo del romanticismo al verlo de esa forma. De todas maneras, somos nosotros los que dotamos de mística los fenómenos [...]. Me gusta harto esa [foto] en la que la gente los tapa, porque uds son como una realidad secundaria que, al recibir nuevos datos, se revela más importante que la primera realidad observable. Eso me hace pensar que hay distintas capas de realidad en todo, y que sería el tiro estar atento a todas ellas. La vaina es que no contamos con suficiente información para ponerle la debida atención a todas".

Sí es una mística extraña la que rodea este asunto, mucho más cuando fue en este viaje y no en caulquier otra.

Sólo me queda agradecerle a @Fetishit por regalarme este fragmento de recuerdo que ahora, por este medio comparto.

Ese viaje no terminó cuando volví a Bogotá. Todos los días lo compruebo más.

Las Fotos:



En esta foto estábamos descansando detrás de la gente. Es a la que se refiere @Fetishit en su texto.





En esta otra, estábamos descansando mientras esperábamos a Brayan. Otro de los payasos y compañeros de travesía.

Gracias a @Fetishit. Increíble cómo funciona la vida.

2 comentarios:

  1. Estuve en Villa el puente pasado. Mientras usted describía , con esa precisión inmaculada su aventura, mis hongos se secaban lentamente. Para un tiempo mejor -pensé- Sin embargo esas palabras fueron profundas, esas que hablan de sanar. Sanar y no recrear. Los hongos se pudrieron antes de secarse. Por alguna razón fue así. Quizá Bogotá y la psilocibina no son buenas amigas. Quizá Bogotá nos quiere a todos para sí misma. Quizá no es tiempo. Impecable crónica.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por su comentario. Con ciertas cosas no hay azar que valga. Las cosas pasan, y uno con ellas. Saludos.

    ResponderEliminar

Ven por La Ventana