2 de junio de 2010

Amnesia Colectiva y Ausencia de Organización

Columna publicada en el portal Blog. Para ver dicha entrada, clic acá.

La primera vuelta presidencial, celebrada el pasado domingo, me indignó a un nivel tan profundo que difícilmente lo puedo expresar en palabras. No sólo demostró que hay aun un brazo corrupto y clientelista que aun mueve poderosas fuerzas electorales. Esas elecciones mostraron dos cosas no tan evidentes: la falta de memoria de este pueblo, y la falta de organización real de la oposición.

La corrupción se hizo evidente en estas elecciones. Previamente se había hablado de la presión de organizaciones gubernamentales que hacían proselitismo por Santos. De la misma forma, el día de las elecciones hubo presiones contra los testigos electorales -particularmente del Partido Verde- y claros casos de corrupción electoral. Incluso, la Misión de Observación Electoral, concluyó que hubo irregularidades que contaminaron el proceso electoral. Eso, sumado a las desvergonzadas intervenciones en políticas del presidente Uribe, fue la tapa de las manipulaciones en este proceso electoral. No obstante, la alta votación de Santos no responde -en mi opinión- a un proceso de fraude masivo, sino, más horrible aun, a una amnesia colectiva del pueblo colombiano.
Los casi 7'000.000 de votos que Santos sacó en primera vuelta responden en parte a presiones al electorado, sí, no lo niego. No obstante ese caudal electoral es mínimo. Que Santos haya ganado en todo el país (excepto Putumayo, en donde lo cobraron la caída de las pirámides), demuestra cómo el pueblo colombiano tiene memoria a corto plazo y olvida fácilmente los escándalos que han acompañado al gobierno del que Juan Manuel Santos es candidato. Que haya ganado en Bogotá me desilusiona horriblemente. Eso da cuenta de que hay gente que ignorando los falsos positivos, la corrupción, la criminalización de la oposición y las chusaDAS, considera que un gobierno guerrista como el que sería el de Santos, es la mejor opción. Ante eso, sólo tristeza puedo expresar.
Considero que es un irrespeto a la memoria de esta desangrada nación elegir a Juan Manuel Santos. Lo oscuro de los escándalos -tan solo el de los falsos positivos- debería ser suficiente para que el país en pleno mandara un mensaje a la comunidad internacional diciendo que no elegirán a un asesino para ocupar la cabeza del gobierno. Pero acá no sucede eso, acá encontramos que la gente se aferra a propaganda negra para justificar su voto, o a datos manipulados o a simples prejuicios sostenidos desde la ignorancia. No hay un diálogo real con el que piensa distinto, sólo una descalificación inmediata porque no cree lo mismo que yo. No digo que todos los que votaron por Santos sean ignorantes, o malas personas, sólo digo que el grueso del voto por Santos sí está sostenido en una base de desconocimiento de hechos del electorado. Esto lo digo porque sinceramente me niego a creer que casi 7'000.000 de colombianos sepan lo que son los falsos positivos, los escándalos del DAS, las campañas de difamación y aun así, por encima de eso, crean que Santos es la persona idónea para representar a este país en el cargo de presidente.

La otra cara de la moneda no es mucho mejor. Es triste ver como la oposición no se las arregla para poder hacer un bloque sólido que impida que el uribismo se mantenga en el poder. Con las recientes adhesiones de los partidos Liberal y Conservador a la U, sólo queda que un acuerdo programático entre el Polo y el PV logre unificar fuerzas. Podemos hacer la diferencia si como oposición logramos resolver superar nuestras propias diferencias. Lo creo posibles; es más, como miembro de la sociedad civil, harto del uribismo, lo exijo: tiene que haber acuerdo programático y esto no implica que sea una alianza burocrática (cosa que en lo personal despreciaría).

Pero este tipo de exigencias no se ven desde la sociedad civil. Es más, la baja votación de Mockus demostró que mucho primivotante no salió, y que mucho de lo que rodea a la campaña verde es una iniciativa mediática. Eso no tiene nada de malo, pero se tiene que traducir en acciones concretas. En lo personal me irrita que el activismo 2.0 se quede en eso. Después del domingo hay cada vez más grupos en FB denunciando los crímenes de este gobierno, invitando a la movilización o condenado el fraude. Me parecen iniciativas importantes, pero no suficientes. Si Santos está donde está es gracias a una sola cosa: la indiferencia popular, la falta de memoria colectiva. Que después del domingo cada vez más gente se dé cuenta de lo grave que es que ese personaje llego a la presidencia, está bien. Que su indignación llegue únicamente a hacerse miembros en grupos de FB y cambiar la foto de perfil, me parece triste y políticamente irresponsable.

Necesitamos acciones concretas. Necesitamos hablar con las personas en el mundo real. Atraer votos de todos los colores, de abstencionistas (ante todo de éstos últimos) para poder lograr que Santos no llegue al poder. Todos al TOCOSAN (Todos Contra Santos). Si no, la historia no nos perdonará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven por La Ventana