7 de enero de 2010

'Qué Boleta...': Qué Uribe no se Decida

Artículo publicado en el portal Blog de Semana. Para ver dicha entrada haga clic acá.

Qué boleta que Álvaro Uribe no se decida a si es candidato o no para las elecciones. Toda la oposición está a la expectativa sobre lo que decide el primer mandatario. Hasta entonces las altas cortes, la oposición y demás fuerzas que no están aliadas con el gobierno pierden tiempo y energías sin saber qué estrategia usar para un potencial candidato, o en su defecto, para el presidente candidato.

Pero eso sí, que él no sea oficialmente candidato, no le importa en lo más mínimo a sus copartidarios o a él mismo. La manera en que se acerca a las radios nacionales, casi que como un redentor, a aprovecharse de la fuerte base católica de este pueblo para decir que su reelección queda en manos de Dios no hace más que poner en evidencia que si bien no toma decisiones aun (tal vez por temor a la presión internacional) tampoco desecha ninguna posibilidad. La manera como juega con el imaginario popular tirando y jalando, pero sin tomar una decisión real y concreta, hace que valga el apodo de 'maestro del suspenso' que le puso la última editorial de El País de España.
Pero a pesar de que Uribe no se decide a lanzarse, los partidos políticos -antiguos y los recién fundados- se escudan en su figura para poder atraer votantes. Vallas como ésta* en Cali, o los recién fundados PIN (bautizado Partido de Integración Nacional, pero también llamado Parapolíticos Insisten Nuevamente) o ADN tienen como bases fundacionales defender las políticas de gobierno de Uribe para volverlas políticas de Estado. Lo más tétrico de esta situación es que si uno detalla las listas al senado de estos partidos, y otros tantos, se puede ver cómo están plagadas de familiares y ahijados políticos de personas que en este momento están enfrentando cargos de parapolítica.
El presidente no se decide. Mientras tanto el procurador tiene que mandar su concepto sobre el referendo rereelecionista el próximo martes, y aun así, en teoría y si nos ceñimos a lo legal, por los plazos de la corte constitucional Uribe no se podría lanzar. Y es que esa la otra: En realidad, quiera o no lanzarse, legalmente él no lo podría hacer (dado que los plazos no le alcanzan). Si el discurso uribista quiere inventarse planes contingentes es irrelevante, sería una triquiñuela más de la politiquería de este país. La única fórmula para que el presidente alcance a presentarse como candidato sería declarar el estado de conmoción interior para postergar las elecciones. Sí, así de grave es el panorama.
Reitero mi opinión en el sentido de que el problema de que Uribe se vuelva a reelegir es la institucionalidad del país, el problema de los pesos y contrapesos y, por supuesto, la concentración del poder. Francamente yo aun no sé de dónde sacan las cifras que al presidente le dan %80 de favorabilidad. ¿Es que la gente cree que los falsos positivos, las vejaciones a derechos humanos, el asesinato de sindicalistas y estudiantes ocurrieron en otro país o que es invento de la oposición?
Mientras tanto, aunque el país esté patas arriba, el primer mandatario seguirá encomendándose al altísimo para que lo libere de su encrucijada del alma. Por ahora se le pide a la corte constitucional que tumbe el referendo y que le ahorre al señor presidente tan importante decisión.

*Tomada de Tienen Huevo. Enlace acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven por La Ventana