27 de enero de 2010

Sobre Informantes en Universidades

Columna publicada en el portarl Blog. Para ver dicha entrada, haga clic acá.

Terror. Eso fue lo que sintieron muchos ciudadanos al conocer las últimas propuestas del presidente Uribe. En éstas proponía la creación de una red de mil estudiantes que (a cambio de $100.000 mensuales) se hicieran
parte de la red de inteligencia de la policía y el ejército. Esto se llevaría a cabo en Medellín (área metropolitana y comunas) para contrarrestar las altas tasas de homicidios (más de 2000 en el último año: 108% más que en 2008).
Las reacciones de los candidatos presidenciales y de la sociedad civil no se hicieron esperar. Los candidatos reales (no títeres del tipo Santos o Arias que son copias del presidente para usarse solo en caso de que Uribe no decida lanzarse) estuvieron en contra. Pardo, Fajardo (ex-alcalde de Medellín) y Petro, se pronunciaron en contra de la medida tildándola de catastrófica. Por su parte, gremios académicos de Antioquia, estudiantes y el rector de la Universidad Nacional, se declararon en contra de la medida. La crítica, desde los candidatos y la sociedad civil, viene siendo la misma: es un sinsentido involucrar en los círculos de inteligencia estatal, a civiles ajenos al conflicto. Un civil no preparado y la tensión de un conflicto como el colombiano solo pueden tener resultados malos. Entre esos posibles finales oscuros pueden resaltar varios escenarios: (i) conformación de fuerzas parapoliciales y paramilitares (del tipo CONVIVIR, apoyadas con vehemencia por el entonces gobernador de Antioquia, Uribe Vélez), (ii) volver a la sociedad civil un objetivo de guerra de las bandas emergentes, del sicariato y de los narcotraficantes de Medellín y zonas aledañas y (iii) sumar la incultura del informante, con un lavado cerebral político, daría como resultado generar una cultura del sapo: "el que no piense como yo (como el que me paga) está mal y debe ser denunciado". Es un hecho que las universidades han estado infiltradas por todos los grupos al margen de la ley, inclusive por el Estado, pero de ahí a que se vuelvan políticas de gobierno (y eventualmente de Estado) es un atentado a las libertades individuales. ¿Ahora opinar en espacios dentro de la academia, así sea en un potrero echándose un cigarrillo, puede ser considerado un acto criminal?
Algo sí es evidente: la seguridad democrática no es el éxito que nos han vendido. Que se hable de la inclusión de elementos civiles en instituciones de inteligencia para contrarrestar la violencia de Medellín solo demuestra que en las ciudades, contra las bandas emergentes (que a la final son antiguos paras) y contra los nuevos narcos, la guerra se está perdiendo. Con todo este panorama queda algo bueno: Uribe sabe medir riesgos políticos. En el fondo considero que Uribe no se va a meter en la vaca loca de generar un proyecto de inteligencia civil en este momento. Quedará el precedente, un macabro precedente, pero en realidad no considero que sea llevada a cabo la propuesta. De todas maneras, en las diferentes universidades del país se generará un sentimiento de desconfianza frente a lo que se habla, donde se habla y con quien se habla.

Demás está decir, que siquiera contemplar la posibilidad de crear un fondo de subsidios (digamos, $100.000 mensuales) para estudiantes de bajos recursos (digamos, mil estudiantes de las comunas), sería impensable para este gobierno. Es decir, ofrecen este sistema de incentivos (deberían decirlo sin miedo: recompensas) a cambio de información, mientras que desde otros frentes mueven todos los hilos para recortarle el presupuesto a la Universidad Pública.

Por cierto, estudiante es estudiante, aquí o en cualquier lugar. Me indigna profundamente saber que murieron estudiantes en las recientes protestas estudiantiles en Venezuela.
Cuña: El lunes 1 de febrero se radicará la ponencia del referendo en la Corte Constitucional. En caso de que pase, desde hoy inicio campaña masiva por la abstención: Ni sí, ni no, el día del referendo, por la democracia y por Colombia, NO VAYA A VOTAR.
*Todas las caricaturas son de Matador. Las uso acá para ilustrar el asunto.

24 de enero de 2010

El Mundo Siempre Ha Estado Jodido

Me duele lo de Haití. Tanta destrucción y tanta muerte en un solo lugar no pueden más que afectar el corazón de los que no somos ajenos al dolor del mundo. Leer crónicas como esta me producen escalofríos y dolor en el alma, no lo niego. De la misma forma, mirar artículos como este, en la que critican la solidaridad oportunista frente a la crisis en Haití, no dejan de llamar mi atención por lo verdadero de lo que dice. Y la verdad no nos puede ser ajena: de la misma forma que nunca valoramos lo propio, tampoco lloramos lo propio.

Yo sé que el Chocó no tiene un cubrimiento mediático importante, pero ahí mueren de hambre al día muchos niños, pero a nadie le importa un pepino. Y es que en realidad la mayoría de colombianos que hoy se preocupan por Haití, no tenían ni idea de las condiciones de desigualdad y hambruna que vivía este país. Porque hay que ser sinceros: la crisis humanitaria de Haití viene de mucho antes del terremoto: una serie de gobiernos corruptos, esclavitud y pobreza han sido siempre constantes en la historia de Haití. Lo que hizo el terremoto fue poner toda la atención mediática en el asunto. Dicho de otra forma: los medios hicieron evidente la situación.

Con los medios involucrados se generó una lástima masiva mezclada con un deseo de hacer el bien y de repente el corazón colombiano se involucró de fondo con la causa haitiana. Eso es increíble, me parece muy noble y muy bueno. Pero de la misma forma, retomo la crítica de la columna de García: ¿dónde están todos esos colombianos cuando es su propia patria las que los necesita? El genocidio awá pasa desapercibido, la pobreza y las crisis humanitarias del Tapón del Diarén, el hecho de que en Chocó se le dé la bienestarina a los cerdos, que nuestros campesinos tienen que venirse a la ciudad a morir en esquinas de hambre y frío... todo eso pasa desapercibido. Al menos para la gran mayoría. Solo cuando hay una crisis coyuntural (o alguien famoso se expresa sobre la situación) de repente el foco se pone en Colombia por unos cortos y contados momentos. Después, las luchas vuelven a ser solitarias, heroicas y perdidas.

Los medios de comunicación colombianos informaron con orgullo que las donaciones para Haití sobrepasaron lo que se esperaba. Eso es bueno. Se han realizado conciertos, plantones y otras actividades en apoyo, todas esas acciones son honorables. Mi pregunta viene siendo -sin querer juzgar a quienes tomaron parte activa en las ayudas a Haití- ¿por qué no podemos ser así de organizativos y así de solidarios con nuestro propio pueblo y nuestras propias necesidades? La verdad, solo puedo llegar a la conclusión de que porque no hay medios de comunicación involucrados. La gente en Colombia sabe que las cosas pasan, pero no siente que las cosas pasen. El negrito que se muere hambre no nos toca, el campesino que pasa frío y se enferma en una esquina de Bogotá o Medellín tampoco nos toca. Para el vecino sí somos diligentes y rápidos en nuestras acciones.

Yo solo pido una reflexión sobre nuestro proceder como pueblo: reconozcamos las necesidades que pasa nuestra gente, no dejemos que los medios de comunicación dicten qué es lo importante en nuestras vidas. Sé que al final son solos los medios los que mandan la parada porque a final de cuentas, cuando ya Haití deje de estar en las portadas, la gente se desentenderá de la situación y allá seguirán pasando hambre. De la solidaridad colombiana sólo quedarán afiliaciones a páginas y grupos en Facebook del tipo 'Hoy rezo por Haití'. Nuestra solidaridad tiene que ir más allá de una afiliación a una página, más allá de la indignación ante una realidad que no nos debe ser ajena. Más allá de cualquier sensación de empatía por los pobres negritos que se mueren de hambre, es reconocer en ellos, en cualquier parte del mundo que se encuentre el desposeído, la innegable necesidad de hacer de este mundo un lugar mejor.

Seamos solidarios, pero no solo ante coyunturas televisadas internacionalmente. Lo que pasa en Colombia, en sus distintos rincones, sobrepasa el imaginario de lo que cualquier diario sensacionalista o noticiero amarillista podría llegar a crear. Nuestra realidad es más funesta que las peores fantasías. Haití mañana seguirá siendo el pueblo más pobre de este hemisferio, pero mañana, cuando ya los medios no lo cubran, a usted, posiblemente, no le importará. De la misma forma que al colombiano promedio, mientras que no exploten la noticia con cierta morbosidad, no le importará en lo más mínimo si en Chocó, Guaviare, Cesar o Casanare se mueren de hambre y enfermedades fácilmente curables, decenas de niños al día.

Esta es Colombia, y Colombia es pasión... por todo lo que no sea colombiano.

18 de enero de 2010

La Pequeña Gran Diferencia

Columna publicada en el portal Blog. Para ver dicha entrada, haga clic acá.

La primera vez que llegó a mí el término '
Colombiano de bien' fue de la mano del personaje de Jaime Garzón, Godofredo Cínico Caspa. A partir de la exageración de los clichés más amargos de la ultraderecha colombiana se creó este personaje que defendía los valores, la moral y la tradición. Podríamos decir que Godofredo Cínico Caspa fue la caricatura que Jaime Garzón hizo de los más radicales TFP (Tradición, Familia y Propiedad) cuando estaban súper in en Colombia.

Godofredo Cínico Caspa hizo los guiones de las posiciones más pasionales e intolerantes que se dan ahora en ciertos círculos de derecha. Un absoluto apoyo al presidente y su gobierno, la negación de situaciones de vejación de derechos humanos, la estigmatización de cualquier fuerza opositora como subversiva, son algunas de las cosas que heredaron los colombianos de bien. ¿Cuántas veces no hemos escuchado que todos los estudiantes de universidad pública son terroristas o que todos los marihuaneros esos son un peso a la sociedad? Todos esos son ejemplos del tipo de argumentación que maneja el colombiano de bien: una fe ciega, pero con una lengua muy larga. Es como ver
un video titulado "¿Son Los Norteamericanos Estúpidos?". En dicho video se muestra la realidad de una parte de la población estadounidense: la confianza ciega en sus líderes y su ignorancia absoluta frente a la actualidad global y nacional. Me pregunto, ¿qué pasaría si se hiciera un video similar lleno de colombianos de bien? Pensar en el resultado me asusta, porque ese, a lo mejor, es el mayor defecto del colombiano de bien: que por creer que tiene la razón, desconoce un mundo de realidades, condiciones y situaciones que no le deberían ser ajenas. No si quiere ser un sujeto político integral.
Estando así la cosa, ahora vemos que el término 'colombiano de bien' se acuñó para respaldar actos de intolerancia, crímenes de odio y apoyo ideológico a proyectos violentos (en más de una oportunidad he escuchado a colombianos de bien que el proyecto narcoparamilitar 'salvó' a Colombia de convertirse en un país comunista). El discurso del colombiano de bien es un discurso que se basa en una sola premisa: ellos están bien, el resto está mal. Justamente ahí está el quiebre peligroso que se da en nuestra sociedad: una línea invisible entre los que quieren lo mejor para el país y a otro lado están los apátridas terroristas. Es un concepto peligroso el que subyace bajo esos títulos.

Pero la práctica nos muestra que es a la inversa. Con el tiempo uno aprende que la diferencia entre los 'colombianos de bien' y los 'buenos colombianos' no es algo tan ficticio. Para los colombianos de bien, que crearon esa línea, todo lo que no es como ellos, es algo digno de eliminar. Pero los que no estamos dentro de esa línea no nos consideramos 'terroristas' ni 'farianos', nos consideramos 'buenos colombianos'. Ese 'bueno' que se antepone al 'colombiano' se reduce a que no somos intolerantes, no somos abusivos, y no pensamos que el otro siempre esté en un error. Ante todo, la gran diferencia, es que el solo concepto de ser un colombiano de bien implica ponerse en un altar desde dónde juzgar todo.

'Adelante presidente, los colombianos de bien lo apoyamos', ¿entonces qué somos los que no lo apoyamos? Entonces los que creemos a tal punto en la democracia (tanto como para ver lo estúpido del llamado 'Estado de Opinión') ¿somos unos terroristas por no apoyar un tercer mandato? Pero claro, si los colombianos de bien siempre han apoyado a Uribe. No en vano Garzón, haciendo uso de su genialísima visión política, grabó un video (como Godofredo Cínico) hablando de Uribe. La frase con la que termina lo resume todo de una manera tan acertada que produce escalofríos: '(...) Uribe Vélez el dictador que este país necesita. Buenas noches'.

Pero detrás de la intolerancia y de los conceptos que se mueven tras los títulos, hay una verdad más densa y macabra. Si uno analiza bien el discurso del colombiano de bien se encuentra con el hecho de que dicho discurso es el de los grandes medios de comunicación, de los grandes emporios empresariales y, por supuesto, del gobierno nacional. No estoy asumiendo la posición de que todo uribista es una persona bruta o que le da pereza pensar (aunque conozco casos en que sí es así), simplemente resalto el hecho de que, en su gran mayoría, el discurso del uribista es un discurso que nunca se polemiza, que nunca se cuestiona. Que es, al fin y al cabo, un discurso copiado de alguna columna del intelectual José Obdulio Gaviria o de algún insufrible monólogo de Uribe (o algún peón) en algún consejo comunal. El colombiano de bien no es una mala persona, ni siquiera bruto. Es una persona que tiene tanta confianza en que sus creencias son las correctas y verdaderas que cualquier acto de cuestionamiento (incluso si proviene de ellos mismos) es un acto de traición y terrorismo.

Sí, a mí también me dan miedo los colombianos de bien y por eso canto: '¡Ay! Qué orgulloso me siento de ser un buen colombiano, de no votar por Uribe ni tener corazón paraco'.

Cuña: Hoy la ministra de comunicaciones dijo que 'internet no es un medio masivo de comunicación' y que por tanto, la transmisión de consejos comunales iba a continuar por ese medio. Así es todo en este país: no teniendo suficiente con seguir negando que Uribe quiere ser candidato, se pusieron la Ley de Garantías de ruana.

13 de enero de 2010

Petición Masiva

Columna publicada en el portarl Blog. Para ver dicha entrada, haga clic acá.

El año pasado Rock Al Parque celebró sus quince años. Si bien fue una fiesta (320.000 personas en total, según cifras oficiales) quedó un mal sabor de boca: se pensó que el cartel internacional iba a ser mejor. A excepción de Haggard, Molotov, Los Cafres y Fito Páez, se sintió que el cartel se había quedado corto para la gran celebración de los 15 años. Teniendo en cuenta eso, y que el festival ahora no es en octubre/noviembre sino en junio/julio (es decir que los organizadores están prestos a convocar a los artistas que van a traer), me puse en la tarea de preguntar a varias personas qué bandas quisiera ver en el festival de música al aire libre más grande de Latinoamérica: Rock Al Parque.

Mejor que quejarme cuando el cartel ya esté hecho, pretendo con esta columna, mandarle un mensaje a los organizadores frente a lo que el público le gustaría ver en la edición 2010 del festival. Si no celebramos por todo lo alto los quince años, celebremos con todos los juguetes el inicio de década. Obviamente acá no pongo todos los gustos, ni todas las bandas que sería bueno traer, simplemente pongo algunas de las que fueron más constantes en las conversaciones con amigos y conocidos.

Dar Más Cabida al Indie

La música independiente en un festival de esta magnitud es una apuesta peligrosa, no obstante ha dado buenos resultados. En el año 2008 cuando trajeron a Austin TV, la energía del público no pudo haber sido mejor. La apuesta por el indie puede ser ganadora, más con bandas que se presten para energizar al público. En este punto resaltaron particularmente dos bandas: Death Cabo For Cutie y Portishead. Esta última ya es de culto en la escena indie mundial, y Death Cab se ha ganado merecido un lugar dentro de los círculos de música independiente.

El Nuevo Rock Español

Bandas como Extremoduro, Fito & Fitipaldis y Marea se han ganado una buena fanaticada en Latinoamérica, incluyendo a Colombia. Cada vez son más el público al cual llegan, y cada vez son más los que piden que se les dé un espacio en los escenarios colombianos. Estas bandas de rock español contemporneas son particulares por mezclar elementos del punk, el metal y el rock duro, con líricas con contenidos urbanos y sociales. Estas bandas nunca han venido a Colombia y ya viene siendo tiempo de que se les tenga en cuenta para este gran festival.

¿Y el Metal Dónde Queda?


La fanaticada metalera del festival le ha ido bien en estos últimos años. Después de Apocalyptica, Morbid Angel y Carcass, entre otras excelentes bandas, no sería desproporcionado pedir para esta edición del festival una banda de la talla de Arch Enemy. Otra de las bandas que sonaron en un momento, más en un público joven, para traer al festival fueron los norteamericanos Evanescence, liderados por Amy Lee.

Sean estas bandas u otras, considero que los organizadores tienen el deber de siempre mejorar la calidad del evento. Se ha aguantado frío, calor, largas filas, pausas entre los conciertos: inclusive en 2008 el evento tuvo que ser detenido completamente casi por dos horas, aun así, el comportamiento del público fue ejemplar. De la misma forma que el público ha mejorado su comportamiento, el festival debería corresponderles con escucharlos a la hora de formar los carteles. El público, al fin y al cabo, es la razón de ser del festival.

Espera constantemente los reportes de Blog.com.co contándote las novedades del festival y de los artistas que en él estarán.

Blog, siempre al tanto de tus eventos favoritos.

10 de enero de 2010

"Lengua Atómica y Otros Tratamientos de Conducto" [Reseña]

Artículo publicado en el portal Blog. Para ver dicha nota, refiérase acá.

En Colombia se están gestando nuevas propuestas artísticas. Más allá de lo que el mercado ofrece, hay toda una generación de artistas colombianos que reconoce al arte como un instrumento de comunicación. Partiendo de ese ejercicio de comunicar sensaciones, colores, sonidos y emociones nace Mantarraya. Son una productora artística independiente conformada en Bogotá en octubre de 2009. A pesar de llevar poco tiempo en la escena ya son conocidas sus presentaciones y los proyectos de sus integrantes.

Mantarraya involucra elementos audiovisuales, de fotografía, pintura, música, performance y arquitectura entre otros campos. A partir de una creación artística integral e independiente, la música (con grupos como Bicicleta o Ego;) permite una comunicación sincera con el espectador. Más que una presentación, la experiencia con Mantarraya es una experiencia íntima, cargada de sinceridad y mucha energía.

Recientemente Mantarraya lanzó su 'Primer Compilado Pirata de la Productora de Arte Mantarraya' llamado Lengua Atómica y Otros Tratamientos de Conducto. El evento fusionaba una exposición de arte con un concierto a cargo de Andrés Gualdrón, Julián Mayorga y Mau Gatiyo. La arquitectura y parte del arte visual de la noche quedó en manos de Andrés Serrano (con un proyecto de arquitectura cuyo centro es el distrito rojo de Chapinero), Carlos Alarcón y Laura Amaya. La fotografía estuvo a cargo de Bibiana Rojas, Carolina Rey y Arturo Durán. Justamente la fusión de la fotografía, la arquitectura y las visuales con la música es lo que hace de Mantarraya una pionera en la creación artística independiente.

La música de los integrantes de Mantarraya parte, en sus palabras, de los idiomas tradicionales como el pop, el folk y el rock, para agregar un toque experimental sonoro. Frente a la composición Mau Gatiyo le dijo a este medio que a pesar de ser un ejercicio que comienza desde una perspectiva individual es necesario ser expresado. A eso Gualdrón agregó la necesidad de que el arte tenga un receptor. Justamente porque los integrantes de Mantarraya piensan en ser escuchados y en ser vistos, su trabajo tiene una gran carga de la cotidianidad que nos rodea para poder llegarle a públicos más amplios.

¿Quiénes son Mantarraya? Laura Maya, Adelaida Barrera, Juan Pablo Bermúdez, Lina Castellanos, Mau Gatiyo, Andrés Gualdrón, Julián Mayorga, Carolina Rey, Bibiana Rojas y Andrés Serrano.

Puedes visitar gratis la exposición en el centro cultural El Eje: calle 17 No 2- 51, entre el eje ambiental y las torres 'Jiménez de Quesada'.

Si te quieres hacer ganador del disco compilatorio 'Lengua Atómica y Otros Tratamientos de Conducto', usa los enlaces en este artículo y escríbenos a regalosblog@blog.com.co contándonos por qué te gustó este proyecto y mencionando a dos canciones de alguno de los grupos que la conforman. Puedes escuchar la compilación acá. Para ver unas fotos del lanzamiento haz clic acá.

Blog, siempre al lado del talento joven colombiano.

9 de enero de 2010

Soledad Kafkiana

Yo siempre tengo una toalla extra en mi habitación.
Siempre tengo el reloj con alarma tempranera para poder salir sin ser visto (o que se vayan sin hacer ruido).
Tengo una excelente colección de música.

Pero nunca le he hecho un cajón extra a nadie,
tampoco he tenido que programar mi celular para que me recuerde de aniversarios,
y nunca he tenido canciones que me recuerden, al límite del llanto, a nadie.

Soledad kafkiana: dormir y despertar, dormir y despertar...

7 de enero de 2010

'Qué Boleta...': Qué Uribe no se Decida

Artículo publicado en el portal Blog de Semana. Para ver dicha entrada haga clic acá.

Qué boleta que Álvaro Uribe no se decida a si es candidato o no para las elecciones. Toda la oposición está a la expectativa sobre lo que decide el primer mandatario. Hasta entonces las altas cortes, la oposición y demás fuerzas que no están aliadas con el gobierno pierden tiempo y energías sin saber qué estrategia usar para un potencial candidato, o en su defecto, para el presidente candidato.

Pero eso sí, que él no sea oficialmente candidato, no le importa en lo más mínimo a sus copartidarios o a él mismo. La manera en que se acerca a las radios nacionales, casi que como un redentor, a aprovecharse de la fuerte base católica de este pueblo para decir que su reelección queda en manos de Dios no hace más que poner en evidencia que si bien no toma decisiones aun (tal vez por temor a la presión internacional) tampoco desecha ninguna posibilidad. La manera como juega con el imaginario popular tirando y jalando, pero sin tomar una decisión real y concreta, hace que valga el apodo de 'maestro del suspenso' que le puso la última editorial de El País de España.
Pero a pesar de que Uribe no se decide a lanzarse, los partidos políticos -antiguos y los recién fundados- se escudan en su figura para poder atraer votantes. Vallas como ésta* en Cali, o los recién fundados PIN (bautizado Partido de Integración Nacional, pero también llamado Parapolíticos Insisten Nuevamente) o ADN tienen como bases fundacionales defender las políticas de gobierno de Uribe para volverlas políticas de Estado. Lo más tétrico de esta situación es que si uno detalla las listas al senado de estos partidos, y otros tantos, se puede ver cómo están plagadas de familiares y ahijados políticos de personas que en este momento están enfrentando cargos de parapolítica.
El presidente no se decide. Mientras tanto el procurador tiene que mandar su concepto sobre el referendo rereelecionista el próximo martes, y aun así, en teoría y si nos ceñimos a lo legal, por los plazos de la corte constitucional Uribe no se podría lanzar. Y es que esa la otra: En realidad, quiera o no lanzarse, legalmente él no lo podría hacer (dado que los plazos no le alcanzan). Si el discurso uribista quiere inventarse planes contingentes es irrelevante, sería una triquiñuela más de la politiquería de este país. La única fórmula para que el presidente alcance a presentarse como candidato sería declarar el estado de conmoción interior para postergar las elecciones. Sí, así de grave es el panorama.
Reitero mi opinión en el sentido de que el problema de que Uribe se vuelva a reelegir es la institucionalidad del país, el problema de los pesos y contrapesos y, por supuesto, la concentración del poder. Francamente yo aun no sé de dónde sacan las cifras que al presidente le dan %80 de favorabilidad. ¿Es que la gente cree que los falsos positivos, las vejaciones a derechos humanos, el asesinato de sindicalistas y estudiantes ocurrieron en otro país o que es invento de la oposición?
Mientras tanto, aunque el país esté patas arriba, el primer mandatario seguirá encomendándose al altísimo para que lo libere de su encrucijada del alma. Por ahora se le pide a la corte constitucional que tumbe el referendo y que le ahorre al señor presidente tan importante decisión.

*Tomada de Tienen Huevo. Enlace acá.