17 de diciembre de 2009

Carta al Niño Dios

Columna publicada en el portal Blog. Para ver dicha entrada, haga clic acá.

Querido niño Dios,

aunque mucho te piden, yo quisiera que tuvieras la misma prioridad para mis pedidos, que el gobierno tuvo para los subsidios de AIS de los amigos del referendo. Es que seamos sinceros, niño Dios, si el cielo es algo parecido a esta patria, a uno lo escuchan solo si tiene amigos en las altas esferas.
Quisiera, no obstante, abusando de tu benignísima opulencia, las siguientes cosas:
1. Un mejor presidente. La verdad el actual ya deja mucho que desear. Sí, ya se puede viajar a Melgar, pero creo que los mal llamados falsos positivos son un costo muy alto por la bronceada.
2. Un sistema de coladores y diques en los ríos que me atraviesan. Sería bueno separar tanto hueso humano de espina de pescado. Cortesía de Mancuso, Jorge 40 y los demás amigos que me intentaron refundar.
3. Logos de colores o en su defecto logos holográficos distintivos. Es que entre tanto verde camuflado no se distingue nada entre los héroes de la patria que tienen por tipo de sangre falso positivo, los colombianos de bien que hacen certeros golpes a los insurgentes (signifique eso lo que signifique), y los marxistas trasnochados que creen que dañando inocentes van a hacer revolución.
4. Un cigarrillo de marihuana para el excelentísimo señor presidente de la república, doctor Álvaro Uribe Vélez para que se dé cuenta que no, eso no mata ni hace adicto si se hace con responsabilidad.
5. Un programa de rehabilitación para el excelentísimo señor presidente de la república, doctor Álvaro Uribe Vélez, dado que él es adicto ya (al poder), es muy plausible que se nos haga adicto a algo tan simple como la marihuana.
6. Un poco de verguenza, dado que este pueblo de eso ya no tiene. Nombra guerrilleros de gestores de paz, tiene un Ralito de marmol en el Capitolio, y el estilo de vida de traqueto es aceptable.
7. Un pedido para otra persona, niñito Dios: Dale a Chávez más prudencia y el don del silencio, que gracias a él, Uribe todavía se nos monta en las encuestas de esta herida nación.

8.
Un noticiero que no tenga -de las dos horas de duración- una hora y veinte para entretenimiento, 30 minutos para deporte, y diez minutos para noticias reales.

9. La posibilidad de hacer viviendas en el mar. Dado que la mitad de mi territorio se la dan a la palma africana, ya no tengo dónde hospedar a los migrantes internos (en palabras de José Obdulio Gaviria).

Y ante todo, querido niño Dios, apiádate de este pueblo netamente católico y no te aproveches de su estupidez, recuerda que Dios iluminó a los colombianos ofreciéndonos tres virtudes, pero sólo podemos tener dos. Por eso finalmente te pido:

10. Algo de inteligencia para los que me pueblan. Algo de sinceridad, de honradez y de sentido de común para hacer del 2010 un año en que no se derrame tanta sangre.

Att,
tu más grande admirador: Colombia, la patria del sagrado corazón, la papa y la motosierra.
(Papá Noel es una lámpara al lado tuyo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven por La Ventana